Formas de administración

En general, los medicamentos de cannabinoides se inhalan o se toman por vía oral. Las propiedades farmacocinéticas difieren según la vía de administración. El criterio del médico tratante será el que determine qué tipo de administración resulta más conveniente según el caso. En algunos casos, puede ser razonable una combinación de toma oral e inhalación.

En general, el cannabis puede ser inhalado o suministrado por vía oral. Además, es posible la absorción de cannabinoides en preparaciones adecuadas a través de boca, nariz, mucosa vaginal o intestinal, y por sus propiedades liposolubles, también a través de la piel (p.ej. en cosméticos o cremas).

Según nuestro conocimiento, los análisis farmacocinéticos confiables disponibles hasta ahora sólo prevén la ingesta oral y la inhalación.

Para la inhalación se utilizan mayormente flores de cannabis completas y secas. Los cannabinoides contenidos en las flores, que en principio se presentan en su forma ácida, se descarboxilan a través del calor/evaporación y se transforman en sus formas neutras, farmacológicamente más eficaces. En los extractos ya se encuentran las formas neutras; la descarboxilación de los ácidos cannabinoides tiene lugar durante el proceso de extracción. El Ministerio Federal de Medicamentos (BfArM) no recomienda para uso medicinal la inhalación de cannabinoides junto con subproductos de combustión (por ejemplo en la forma de porro o “joint”, posiblemente mezclado también con tabaco), principalmente debido a los daños de salud asociados, así como el mayor potencial de abuso.

En caso de inhalación, el efecto aparece en un período que varía entre pocos segundos y minutos; la concentración máxima del fármaco en el suero sanguíneo alcanza en el corto plazo (minutos) valores de hasta 300 nanogramos por ml, y el efecto perceptible se prolonga por 2-3 horas. En el caso de toma oral, el efecto se produce después de 30-90 minutos; la concentración máxima del fármaco en el suero sanguíneo solo alcanza valores de hasta 15 nanogramos por ml, pero se mantiene constante en este nivel por varias horas, y el efecto perceptible se prolonga por hasta 8 horas. (Ver. Fig. 1)

Formas de administración 1
Qué tipo de administración resulta más conveniente dependerá del criterio del médico tratante, del deseo del paciente, de la indicación y, en caso de que corresponda, de las comorbilidades que haya que considerar. En algunos casos, puede ser razonable combinar la toma oral con la inhalación. 
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on print

https://www.bfarm.de/DE/Bundesopiumstelle/Cannabis/Hinweise_Aerzte/_node.html

Cannabis: Verordnungshilfe für Ärzte von Franjo Grotenhermen; Klaus Häußermann – ISBN 10: 3804737595 – ISBN 13: 9783804737594