Medicina personalizada

Personalidad, vivencias, predisposición genética, estilo de vida, género, edad y entorno social son solo algunos de los muchos ejemplos de factores individuales que influyen sobre nuestra salud y la posible evolución de las enfermedades. Nuevos hallazgos en la investigación básica relacionada con los procesos moleculares de la vida amplían continuamente la comprensión acerca de la salud y la enfermedad, pero pasa mucho tiempo hasta que los pacientes pueden beneficiarse de ellos. El concepto de medicina personalizada impulsado por la UE podría representar un nuevo paradigma en la atención médica de pacientes, que toma distancia del enfoque previo de la medicina basada en la evidencia («de talla única»/”one-size-fits-all”). Al igual que otros fármacos, el cannabis probablemente no podrá ser de ayuda para todo el mundo, pero podrá ser positivo para muchos individuos dado su muy favorable perfil de seguridad y sus efectos secundarios predominantemente leves. A través de las encuestas obligatorias controladas por la Agencia Federal del Opio en Alemania, los médicos pueden hacer su aporte para que en el futuro haya más evidencia comprobable acerca de la eficiencia y tolerancia de los medicamentos (complementarios) basados en cannabis para indicaciones específicas.

Cada persona es única: personalidad, vivencias, predisposición genética, estilo de vida, género, edad y entorno social son solo algunos de los muchos ejemplos de factores individuales que influyen sobre nuestra salud y sobre la posible evolución de las enfermedades. Nuevos hallazgos en la investigación básica relacionada con los procesos moleculares de la vida amplían constantemente la comprensión acerca de la salud y la enfermedad. La medicina personalizada busca aprovechar este conocimiento para beneficio de todos: para lograr prevención, diagnóstico y terapia a la medida de cada quien.

El objetivo más importante es que los pacientes puedan beneficiarse de forma más rápida de los nuevos enfoques y productos medicinales. Para lograrlo, los expertos en el ámbito científico, clínico e industrial deben colaborar en la formación de nuevas asociaciones en las áreas de diagnóstico y terapia.

Muchos de los medicamentos de prescripción frecuente, cuya eficacia y seguridad han sido demostradas estadísticamente a través de importantes ensayos clínicos aleatorios, no producen los efectos deseados en los tratamientos de gran cantidad de pacientes o lo hacen de forma escasa, y más de un seis por ciento de las hospitalizaciones agudas son causadas por efectos secundarios graves de esos medicamentos. Por otra parte, los costos de salud en la Unión Europea (UE) se incrementan debido a los cambios demográficos y el aumento de enfermedades crónicas.

El enfoque moderno de la medicina personalizada patrocinado por la UE no sólo refiere a medicamentos sino que propicia una mejor comprensión general de los mecanismos biológicos y las interacciones ambientales que determinan la salud y la enfermedad, y podrá cambiar en el futuro todo el recorrido desde la investigación en salud hasta el cuidado de pacientes, por ejemplo a través de una toma de conciencia durante la anamnesis y el diagnóstico. El concepto de medicina personalizada representa nada menos que un cambio de paradigma alejado del enfoque previo de la medicina basada en evidencia, que no toma en cuenta las particularidades de cada paciente, en lo referido el tratamiento y cuidado de pacientes con enfermedades específicas.

La medicina personalizada plantea cuestiones éticas, jurídicas y económicas fundamentales: ¿no deberíamos seguir confiando en los valores medios estadísticos para encontrar el mejor medicamento? ¿No es antiético prescribir usos no autorizados para una droga? ¿Quién paga por un intento de tratamiento no basado en la evidencia? ¿Quién asumirá la responsabilidad si algo sale mal en ese tratamiento? Para enfrentar y superar este reto para toda la sociedad, la UE, y en Alemania el Ministerio Federal de Educación e Investigación, promueve y acompaña la investigación colaborativa y la creación de plataformas de información y debate.

Por ejemplo, los efectos farmacológicos del cannabis son clínicamente evidentes, pero debido a obstáculos socio-políticos a la investigación, el cannabis medicinal sólo posee autorización legal como medicamento para unas pocas indicaciones (náuseas y vómitos en quimioterapia, anorexia y caquexia en el VIH o cáncer, dolor neuropático crónico y espasticidad en la esclerosis múltiple).

Los usos no regulados off-label/no-label de medicamentos cannabinoides no autorizados son por lo tanto la regla, y no la excepción. La experiencia de otros países como Israel, Canadá y los Estados Unidos demuestra que el potencial terapéutico del cannabis aparentemente no está restringido a indicaciones individuales. Esto no resulta sorprendente si se tiene en cuenta la función principal del sistema endocannabinoide como neuro e inmunomodulador (ambas instancias de control superiores del organismo). Al igual que otros fármacos, el cannabis tampoco será de ayuda para todos los individuos, pero sí resultará positivo para la vida de muchos pacientes, por lo menos en su aspecto paliativo (p.ej. debido a la significativa mejoría en la percepción individual de la calidad de vida), todo esto dentro de un perfil de seguridad muy favorable y con efectos secundarios predominantemente leves. El servicio médico de muchos seguros de salud en Alemania parece no haber incorporado la voluntad de la legislación ni la estrategia de la UE hacia una medicina personalizada, dado de que las solicitudes para la cobertura de las prescripciones de cannabis resultan más rechazadas que aprobadas y se han presentado varias demandas desde marzo de 2017. One example is the case for the treatment of pain in a patient with fibromyalgia syndrome (FMS). En los motivos de rechazo se refiere a las directrices de la Asociación de Sociedades Científicas Médicas de Alemania (AWMF), según las cuales no se recomiendan los cannabinoides para su aplicación en casos de fibromialgia. Pero esto está basado en meta análisis, no en los resultados de la literatura primaria, donde el efecto ha sido suficientemente demostrado. El Dr. med. Oliver M.D. Emrich del Centro Regional del Dolor y Paliativos DGS Ludwigshafen también sostiene la postura contraria en un artículo publicado en el Periódico Médico Alemán:

“Nadie tiene derecho a formular un imperativo categórico contra el uso de los cannabinoides en fibromialgia, ¡y esto es incluso utilizado por el Servicio Médico de Seguros de Salud para recomendar un rechazo a la cobertura de costos por parte de los seguros obligatorios de salud! ¡Por lo menos de eso no se trata la ciencia ni la medicina basada en evidencia (EBM)! In dubio pro reo, neque contra reum.“

- Dr. med. Oliver M.D. Emrich (Periódico médico alemán)
Para seguir los preceptos de un enfoque terapéutico personalizado, entre 2017 y 2022 todos los médicos de Alemania están obligados a proveer información anónima sobre terapias (complementarias) off-label y no-label con cannabis y sus preparados en un registro central de la Agencia Federal del Opio. Así, los médicos pueden ayudar a que en el futuro haya evidencia más verificable acerca de la eficiencia y compatibilidad de los medicamentos (suplementarios) basados en cannabis para indicaciones específicas.
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on print

https://www.bmbf.de/de/individualisierte-medizin-378.html

https://ec.europa.eu/research/health/index.cfm?pg=policy&policyname=personalised

https://www.aerztezeitung.de/medizin/krankheiten/schmerz/article/969646/schmerzexperte-cannabis-keine-empfehlung-fibromyalgie.html

https://www.begleiterhebung.de/